GRANDES ESPERANZAS

By | 9:47 Leave a Comment

¿Qué pensarías si alguien que te gusta y con quien has tenido cierto “roce” te propone acompañarle de viaje? ¿O si recibes un email diciendo que a alguien le gustas de manera sobrehumana y que no puede sacarte de su cabeza? ¿O si un chico te dice de quedar para cenar?
Obviamente, en todos los casos piensas: "he triunfado, qué bien!"

Nada más alejado de la realidad.

Vamos con las respuestas a los tres casos enunciados:

-          En el primer caso, después del anuncio del viaje conjunto y días escasos antes de partir, llenas tu maleta de ropa interior al estilo Blair Waldorf, te depilas, te haces un peeling, un masaje …  la ilusión, los nervios y ganas de marchar son infinitas hasta que te comunican que: sois amigos y en calidad de eso vas al viaje. Así que con los billeres comprados, hotel y demás... vas a ser sólo LA AMIGA??? Estamos flipando o qué?!
-          En el segundo caso, parece que le gustas a ese chico mucho ¿verdad? Pues no! Acuéstate con él y verás como pasa del “no puedo sacarte de mi cabeza a un “fueeera de miiiii, ya no quieeero tu quereeer de mi mente, te he borradoooo, ya no quierooo besar tus labios!”.

-          Has quedado para cenar con un chico, te llama él para pedírtelo, así que lo primero que piensas es: hay interés!!! Esa tarde la pasas liada con los PPC y no nos referimos a ningún partido político ni a Paco, Pepe y Carlos, sino a los Preparativos Para la Cita. Véase: fitting, ducha, peluquería y maquillaje. Hasta que al cabo del rato recibes un mensaje que te dice:  finalmente no puedo venir ya nos veremos.

En todos esos casos (y otros similares que seguro os han pasado) hay una cosa en común: las grandes esperanzas.
Pero tranquilas, no sois vosotras las que os habéis hecho ilusiones sin ningún motivo, es que ellos son unos impresentables y les da igual cancelar o reconvertir cualquier plan. 

Por ello hay que tener siempre un PLAN B THE SINGLELIST, o por lo menos parecer que lo tienes, porque lo hemos oído mil veces y sabemos que es verdad: nuestro día no va a depender de un hombre, va a depender de nosotras mismas. 
La "impresentabilidad" de cualquier individuo no nos va a hundir, mantengamos esas grandes esperanzas! 


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

... Siéntete libre de comentar