BUSCANDO A WALLY POR LOS SENDEROS DE MORDOR

By | 10:13 3 comments
Otra semana más, Nadia Sopena, una de nuestras seguidoras, nos envía un post real como la vida misma. En The Singlelist ya hemos hablado sobre lo difícil que es encontrar a un chico "normal", y tras experiencias personales muy gráficas, Nadia nos propone su visión particular de esta "búsqueda".
Gracias Nadia, ahí va tu post: 


Cuando mi novio de toda la vida y yo decidimos romper con 20 años y él me dijo: “seguro que encuentras a un chico que valga la pena muy pronto y que te hará más feliz de lo que yo te he podido hacer!” pensé “eso ya lo sé yo, sino no estaría dando este paso”… Lo que no sabía era lo que me esperaba en mi futura revuelta vida amorosa.


Con pocos años de soltería pero no sin una larga experiencia en el sector, he podido descubrir que buscar a esa persona con la que compartir el resto de mi vida es como buscar a Wally por los senderos de Mordor.


En primer lugar, con “buscar a Wally” quiero expresar lo sumamente difícil que está resultando encontrar a un chico “normal” que te sepa valorar y que aporte valor añadido a tu vida. Eso sí, una persona normal y a poder ser madura por favor. Desgraciadamente, buscar a alguien que no huya cuando oye las palabras compromiso/relación es como buscar una aguja en un pajar en la sociedad que nos ha tocado vivir. 


En segundo lugar, la referencia a los senderos de Mordor es debida a la longitud del camino a recorrer y todos los orcos a sortear en tal búsqueda. Por orcos no me refiero al aspecto físico sino a elementos intangibles no detectables a primera impresión. Al final, como le pasó a nuestro amigo Frodo Bolson, te encuentras lleno de magulladuras, hambriento, con ganas de llegar al destino, sucio y con algunos que otros indicios de brotes psicóticos / obsesivos y con parte del camino por recorrer con el riesgo añadido de ni siquiera poder llegar. 


Sin embargo, todas tenemos la esperanza de cumplir con la misión siempre que no nos pasemos al bando de los orcos o decidamos abandonar por el camino.


Yo, ahora mismo, me siento como Robbie Weaver (Juhah Bobo), hijo del entrañable Cal Weaver en la película Crazy StupidLlove, en su discurso de graduación. Aún así sigo siendo una enamorada del amor, me cargaré con la espada y seguiré buscando a Wally porque, si un hobbit lo consiguió, ¡Nosotras también PODEMOS!!!





Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

3 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho la aportacion de Nadia. Buena reflexion... aunque le añadire algun que otro "pero". Es mas, aprovechare mi post del jueves para ello. Asi que agradezco a Nadia una vez mas su aportacion, ya que me ha servido de inspiracion para el post de mañana.

    ResponderEliminar
  2. Perdon... donde digo "mañana", digo el jueves :P (es lo que tiene estar deseando que llegue el fin de semana).

    ResponderEliminar
  3. jaja totalmente deacuerdo con Nadia!! yo estoy en una sitación parecida... la cosa esta muuy dificil, hay crisis tmb en el amor! jeje pero bueno ya llegaré! mejor sola que mal acompañada, no?
    Nos vemos esta noche guapas! me encantó conoceros ayer!! un besito!^^

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar