JARRONES ROTOS, by Patronio

By | 9:47 Leave a Comment
Hoy me gustaría dirigirme especialmente a aquell@s singles que se encuentran en plena repetición de ruptura de una relación. Me explico:Para abordar este tema es necesario que hagáis un esfuerzo de imparcialidad y olvidéis por un momento los motivos que han llevado a esa ruptura, porque no es a los motivos a lo que quiero hacer referencia, sino al hecho de la ruptura en sí mismo.
Casi todos hemos tenido una relación seria. Algunos de años, otros de meses. En muchísimas de esas ocasiones, tras lo que parecía ser una historia de amor eterno, nos hemos visto sorprendidos por la ruptura de esa historia. Da igual quién ha tenido la culpa. Da igual quién ha tomado la decisión. Da igual quién es el dejado, o quién es el que deja. La cuestión es que esa historia ha acabado.
Sin embargo, ¿qué ha ocurrido en numerosas ocasiones cuando ha pasado cierto tiempo? Pues que, por decisión de ambos, esa relación se retoma. Acabamos de entrar en la parte complicada de la historia. Nos encontramos ante dos tortolitos que deciden volver a estar juntos para volver a unir las piezas que se rompieron con la ruptura de su relación. Han decidido volver a pegar las piezas de aquel jarrón que se rompió en su día.
En algunas ocasiones, y contando con un buen pegamento, la relación que se ha retomado, dura, y dura, y dura, como el conejito de Duracell. Pero hay otras veces en las que por mucho que se hayan esforzado en arreglar el jarrón, éste, ineludiblemente, se vuelve a romper. De nuevo, no miremos de quién ha sido la culpa. Se ha roto. No le des más vueltas.
Es curioso que a pesar de esta segunda ruptura, existen parejas que vuelven a intentarlo tiempo más tarde (ya vamos por la tercera intentona). Esto ya lo veo excesivo.
Puedo entender que una relación que no ha funcionado una vez requiera de una segunda oportunidad para ver si todo sale mejor. Pero si esa segunda oportunidad vuelve a resultar un fracaso total... ¡por favor, no lo volváis a intentar más con esa persona!
Imaginaos un jarrón que se cae una vez y se rompe en tres o cuatro trozos. Se puede arreglar. Pero si ese jarrón vuelve a caerse, tened seguro que esos tres o cuatro se convertirán en decenas de pedacitos. Y eso ya no tiene arreglo, por mucho SuperGlue que tengáis.

Es el momento de disftrutar de una de las partes buenas de la soltería, y empezar a mirar jarrones nuevos.
¿Y qué tipo de jarrón buscar? Pues si es un jarrón pasajero podéis ir al "todo a cien" (...para las nuevas generaciones, el "todo a 1 euro"). Pero si queréis uno a largo plazo, buscad algo de mejor calidad.


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

... Siéntete libre de comentar