TETAS, CULOS Y DEDOS, by Patronio

By | 9:56 2 comments
Hola Singles!
Espero que los Reyes de Oriente os trajeran numerosos y bonitos regalos. O bien, tal y como os expliqué, que os hayáis auto-regalado algo bien chulo. Yo he hecho lo propio conmigo mismo. He dejado mi tarjeta de crédito temblando más que los generosos pechos de una bella joven jugando a voleibol. Y hablando de pechos... vamos con el post de hoy:

los chicos, al igual que las chicas, tenemos ciertas preferencias a la hora de fijarnos en alguien del sexo opuesto (o del mismo sexo, por si tenemos algún/a seguidor/a gay o lesbiana). Parte de esas preferencias forman parte del campo físico. Sí, el físico es importante. Y quien diga lo contrario es un hipócrita. Y antes de generar opiniones al respecto quiero matizar el siguiente detalle: he dicho que es importante, no he dicho que sea lo MÁS importante. Pero importante es, no jodamos... Y tampoco me refiero a ir detrás de bellezas perfectas. En muchas ocasiones podemos ver un atractivo arrebatador donde otros no ven absolutamente nada.
A lo que iba... En el tema del físico, los chicos solemos dividirnos en dos equipos claramente diferenciados, como si de culés y merengues se tratara. En este caso, nuestras preferencias se basan en dos zonas muy concretas: los culos y las tetas.
Evidentemente a todo chico con dos dedos de frente le gustaría que su pareja (o rollete, o follamiga, o lo que sea...) tuviera ambas zonas del cuerpo bien bonitas. Unos preferirán curvas discretas; otros las preferirán exuberantes. Pero si tu le preguntas a un chico "... ¿en qué te fijas más en una chica... en el culo, o en las tetas?...", ten por seguro que el chico tendrá bien clara su preferencia.
Yo, por ejemplo, soy de culo. Donde se ponga un culo bien bonito, respingón, de cadera con curvas y mofletudo... (perdón por las babas)... no me importa que la chica tenga un pecho casi nulo. Lo dicho, yo me fijo en el culo.

Pero llegó un día donde me di cuenta de que algo cambió en mí. Ya no fijaba únicamente en los culos. Mi visión de soltero se desviaba inexorablemente hacia otra parte del cuerpo. Y no, no son las tetas. Son los dedos. Y más concretamente el dedo anular. ¿Por qué el dedo anular? Porque al cumplir cierta edad, si uno se fija en chicas que se muevan alrededor de su año de cosecha, es muy probable que la chica en cuestión tenga ese aro de oro alrededor de ese dedo anular que la marca cual res, en forma de aviso al mundo entero de que está casada.
Ya veis que conforme pasen los años uno se va fijando en más cosas. Y si eres soltero y tienes ganas de sentar la cabeza, antes de fijarte en el culo y en las tetas, fíjate en el dedo anular. Ese detalle hará que te ahorres una gran pérdida de tiempo...

... aunque todos sabemos que ese aro de oro no siempre ha sido un impedimento para nuestra esperanza, y menos desde que existe el divorcio express. : )

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

2 comentarios:

  1. Hola Patronio,
    Mi tarjeta no ha temblado..... y no me han traido nada los Reyes. Al contrario: se han llevado mi empleo...Enfin....
    Tienes toda la razón cuando dices que el que no tenga en cuenta el físico es hipócrita. Lo que pasa es que luego queda en segundo plano. El/la que crea que por su físico ha enamorado a su pareja, está muy equivocad@. Lo que pasa es que la primera impresión es esa.... Luego pasa que es guap@ pero nada más.
    En cuanto al tema de la parte del físico... yo soy de dos, pero están el mismo sitio: Espalda y culo... Una espalda bien hecha, acaba en un buen culo... y si es con unos buenos jeans.... IM-PRESIONANTE!!!.
    Bueno. Te dejo que estoy en busqueda de empleo.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, espero que tu busqueda de trabajo vaya bien. Y que ocurra lo mismo con tu busqueda de ese conjunto de espalda+culo. Pero ojo, que no siempre una buena espalda va acompañada de un buen culo... Be careful, my friend.

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar