LA OTRA CRISIS, by Patronio

By | 1:16 8 comments
La crisis de los 30. La crisis de los 40. La crisis de los 50. Incluso, por lo visto, hay crisis a los 20. Ésta última la veo reservada para gente puramente imbécil. Porque hay que ser imbécil para tener una crisis con 20 maravillosos añitos.
Yo he de decir que por suerte no he vivido ninguna de ellas, a pesar de que ya he pasado la treintena. O si la he pasado, he meditado sobre ella para superarla con total naturalidad y dignidad. Por desgracia no todo el mundo es capaz de hacer este acto de reflexión con éxito. Y hoy estoy aquí para ayudaros en este tema (o al menos intentarlo).

Hace unos días tuve una charla sobre este tema con Mirea Singlelist. Hablábamos sobre esa idea platónica que todos tenemos cuando pensamos en nuestras vidas futuras. O más concretamente, de cómo imaginábamos que serían nuestras vidas a los 30 años cuando apenas teníamos 20. En mi caso, como en muchos otros, cuando yo tenía 20 años miraba a cielo y me imaginaba que con 30 años (o más) ya estaría casado y con un niño. Obviamente no pensaba en la hipoteca. Vamos, por aquella época ni sabía que existían. Pero digamos que tenía en mente que en la treintena me esperaría una vida dedicada totalmente a disfrutar (y sufrir) de una familia.
Pues hace ya un tiempo que he pasado los 30 y veo que nada de eso se ha cumplido. No tengo mujer. Ni siquiera novia... ni nada que se le parezca. No tengo hijos... que yo sepa :P. Esto último es broma. Uno puede ser soltero pero no por ello ser un gilipollas que va dejando su semillita por donde pasa. Protección. Siempre con protección (momento patrocinado por el Ministerio de Sanidad, que con los recortes se quedará en Misterio de Sanidad... Ahí os dejo mi chiste de hoy). Así que hijos, cero.

Una vez analizada mi situación y comprobar que no se parece en nada a la vida que yo deseaba hace años, me quedan dos opciones:
la primera es compadecerme de mi mismo, e ir llorando por los rincones pensando lo desgraciado que soy y buscando una respuesta a la pregunta "qué he hecho yo para merecer esto". O mejor dicho "qué no he hecho para merecer lo deseado".
La segunda opción es la que recomiendo a todos aquellos que se encuentren en la misma situación: reflexionar sobre las cosas buenas que os rodean y esforzaros en tener un momento de realismo optimista. Quizá llegaréis a la misma conclusión que yo: uno no tiene la vida que quiere, sino la que puede. La vida aún te reserva sorpresas y cosas buenas, aunque puede que no sean las que siempre has esperado. Así que cuando lleguen, disfrútalas.

Y me despido con esta espera de sorpresas que nos han de llegar, gracias a Rubén Blades y su tema "Pedro Navaja". Ya lo dice la canción... "La vida te da sorpresas. Sorpresas te da la vida".





Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

8 comentarios:

  1. Las crisis para quien las quiera!! Hay que disfrutar cada momento. Yo también he pasado los 30 y estoy estupenda, aunque los de 20 no me quieran creer! Estoy en mi mejor momento!
    Besos Patronio
    Txell

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo en ser feliz en cada momento y aprovechar lo que la vida nos da.. Fijaros que los que tienen pareja quieren ligar con todos, los que tienen hijos quieren empaquetarlos.. los que no echan de menos lo contrario..céntremonos en la situación que tenemos y aprovechemos las cosas buenas..Yo creo que no toca nada en ningun momento sinó que te llega cuando te llega..y que a veces la infelicidad nos la creamos nosotros mismos porque siempre deseamos lo que no tenemos.

    ResponderEliminar
  3. Txell y Mariona... ole, ole y ole!! : )
    Asi me gusta. Nada de crisis. Todo alegria!

    ResponderEliminar
  4. Patronio! es qeu todavía tamos pa darle a tu cuerpo alegria macarena!! ;) ! of courseee !!

    ResponderEliminar
  5. Hola acabamos de descubrir vuestro blog y nos encanta!
    http://tiendabruna.blogspot.com
    www.tiendabruna.com

    BOUTIQUE EFIMERA - BRUNA & COQUELICCOTS - SABADO 5 DE MAYO DE 11.00-20.00 MADRID

    ResponderEliminar
  6. Mariona, ojo con esa cancion porque me la puedo tomar a titulo personal, y con la sequia que hay yo no tardo ni dos segundos en ceder mi cuerpo para que me den alegria, te llames Macarena o no, jeje :P

    ResponderEliminar
  7. Bueno Patronio si tienes un cuerpo echo para el pecado cédemelo! que le daré buen uso..;)
    PD: por cierto estoy hartita de que la gente me cuente que no fol... que esta pasando?

    ResponderEliminar
  8. Bueno, no veo bien ser yo el que valore mis actitudes porno-fisicas, jeje. Asi que tendremos que dejar ese misterio sin resolver.
    En cuanto el tema de que la gente te cuenta que no fol...... No se, pero si te lo dicen sera porque es verdad. Una pena que la cosa este asi, pero que le vamos a hacer.

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar