MOMENTO ALL BRAN

By | 8:59 8 comments

Esta mañana, hablando con los compañeros de curro, hemos llegado a un tema del que aún no hemos hablado en nuestro blog: las flatulencias, pedos, pedetes y aguas mayores.

Sabemos que el tema es un tanto escatológico pero tan real como la vida misma, así que vamos allá!

De todos es conocido que: las chicas no nos tiramos pedos y las solteras menos, bueno, eso es lo que intentamos aparentar porque si no… mal vamos. Así que vamos con la situación que seguro que os ha pasado a muchas solteras, casadas, comprometidas y emparejadas.

Uno de los primeros síntomas de confianza al conocer a alguien es cuando el ser querido / amado o deseado descubre que: las chicas somos seres humanos y también nos tiramos pedos. Y la verdad, que bien te sientes cuando puedes soltarlo sin tener que fingir que no lo has hecho nunca!

Pero de ahí se deriva a un punto mayor de la confianza, ¿cuál? el... como lo diríamos finamente... plantar un pino? enviar un fax? hacer número 2? 

Porque un pedo suele ser el inicio de todo pero su desencadenante es peor!!!!

Esa situación tensa e incómoda que se da cuando hemos conocido a un chico y es la primera vez que vamos a su casa. Después de ir a un restaurante en el que hemos cenado de gusto, tenemos un momento allbran, (Si habéis visto el anuncio ya sabéis lo que estos cereales pura fibra provocan en vuestro organismo...). Ese momento en que ves pasar tu reputación por delante y te planteas  ¿qué haces?  Según el universo, las mujeres tampoco hacemos caca, y en ese preciso momento, te toca desmentir el mito. Estás en su casa y te están entrando los retortijones de la muerte, intentas aguantarte con esa sonrisa forzada y quizá, con un poco de suerte y gracias al apretón de tus nalgas, consigas paralizar la salida del pino en cuestión pero… sabes que tarde o temprano va a llegar ese momento y vas a tener que “ir de vientre” allí, en esa casa de tu ser amado y ocupar su baño.

Al final, te armas de valor y te decides a ir al baño en cuestión sin confesar la verdad. Abres los grifos, pones metros y metros de papel de WC en el interior de la taza e intentas disfrazar al máximo lo que ahí va a suceder. (Creo que desde el minuto 1 en que has abierto el grifo, el chico sabe perfectamente lo que está a punto de suceder y se pregunta por qué las mujeres tenemos tanto reparo en esos temas si, entre él y sus amigos es tema de conversación habitual...). Finalizado tu momento allbran, rebuscas entre sus cajones colonias, desodorantes o cualquier spray que pueda mezclarse para ofrecer un buen aroma y que él nunca sepa a qué huele. Coges el ambientador, colonia o desodorante en cuestión y lo rocías como si no hubiera un mañana. Te miras en el espejo, pones buena cara y sales.

Pero, tenemos una pregunta: ¿A partir de cuándo puedes ir de vientre a casa de un chico?
Las singles creemos que debería de ser desde el primer día pero eso implicará desmentir en el minuto uno el hecho de que: las chicas sí vamos de vientre, como todos!

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

8 comentarios:

  1. jajaja boníssim!! :) jajaj he rigut moolt!!

    ResponderEliminar
  2. Fantastico! Maravilloso! Risa maxima!
    Creo que tendre que dar la vision masculina de estos hechos en breve.

    ResponderEliminar
  3. Cuando fui a comer por primera vez a casa de los padres de mi ex tuve uno de esos momentos... con el agravante de que nadie se dignó informarme de que la cadena no funcionaba en el baño de invitados! Momentazo digno de una peli de los hermanos Farrelli...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios mío Yolanda! eras como Ben Stiller en "Entonces llegó ella"... qué momentazo!!!!! No me hubiera gustado nada estar en tu piel...

      Eliminar
    2. Te acompaño en el sentimiento.
      Menuda situacion... pa' cagarse, nunca mejor dicho.

      Eliminar
  4. Yolanda pues un cubito de agua... ;) que verguenza por dios! lo debiste de pasar fatal! ! jaja

    ResponderEliminar
  5. Desmintamos el mito ya de que las mujeres no vamos de vientre, que luego nos exigen ser perfectas en todo momento y la naturalidad es lo más importante en esta vida!!

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar