¿SOLTERO RULES? by EL BECARIO

By | 0:41 Leave a Comment
Hooola muy buenas noches. Estoy escribiendo en la soledad de un hostal de
Madrid city. Son apenas las 23.26 y ya estoy metido en la cama. ¿Y eso? Pues porque me han dado plantón. (Qué fuerteeee, a mi!!)

Había quedado con una amiga, sin derecho a roce, y parece que se olvidó y… curiosamente no tiene el móvil conectado así que seguramente se lo habrá dejado en casa… si es que… para una vez al año que vengo a Madrid, va y me dejan tirado. Cuánta insensibilidad, por Dios. 

Supongo que no lo habrá hecho a propósito pero igualmente… jode, y mucho. Así que he acabado comiéndome un long chicken con fanta de naranja en BK, porque como ellos mismos dicen: aquí hoy soy el king! 

Más de uno/a os sentiréis identificados con esta situación. El plantón y el post-plantón en el que te haces preguntas del tipo: se habrá olvidado? pasará de mi la muy perra o cabrón? (sí,sí, no os escondáis porque cuando te dejan "tirao" sueltas un insulto sobre el susodicho/a). 

Bueno, que os estoy explicando mi día de hoy y no era la idea, pero ahora es probable que sintáis algo de lástima por mí… hasta igual os leéis el post con más ganas… o, qué sé yo.

Bueno, retomemos el tema del que os quería hablar al principio, y este no es otro que: ser soltero, mola? Mi respuesta tiene bastante de “sí” y mucho de no.

No os voy a mentir, yo soy más partidario de la vida parejil, de los momentos de sofá, de despertarme al lado de la misma persona (mujer, a ser posible), compartir cosas y eso. Pero (porque hay algún pero) en mi caso, y no sé si en el de alguien más, el hecho de tener pareja me restó inmediatez en las decisiones.

Por ejemplo:

Un sencillo: “¿nos vamos al cine? La peli empieza en 40 minutos y llegamos en 25.” Mmmm, en principio para la mente masculina solteril es: ponerse unos pantalones, camisa y listo. Pim, pam y pal cine. De hecho, mientras
 lo estás pensando cuando ya estás cruzando la puerta, te ha dado tiempo de vestirte, llegar, tomarte un café y dar un par de vueltas antes de entrar en el cine.

Pero, si tienes pareja, ese "no vamos al cine" viene seguido de un: “uy, uy, uy, en 15 minutos imposible, me tengo que duchar, pintarme, ver qué me pongo, hablar con mi madre… y yo qué sé cuántas cosas más”. 

Insisto, posiblemente sea un “algo bueno” muy chorra, pero recordad que he defendido el momento parejil al principio.

Está claro que habrá muchas de vosotras que no son tan lentas en sus decisiones como he planteado anteriormente, así que habré tenido mala suerte, digo yo. 

Obviamente hay 150.000 ventajas e inconvenientes de la vida en pareja, pero para ello tenemos otros muchos días y post para que os los vaya contando.

Mientras tanto decidme: 

¿Te ha pasado alguna vez algo a la inversa? Cuéntame alguno de esos momentos en los que tu pareja (si la has tenido) ha frenado tu espontaneidad e inmediatez. 

ver si nos sacáis los colores, a los becarios como yo.

Hasta entonces, besus varios, a disfrutar del fin de semana que está a puntito de llegar.


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

... Siéntete libre de comentar