GUERRA Y PAZ, by Patronio

By | 10:24 2 comments
Lo cierto es que para hoy tenía pensado hablar de otro tema, pero esta mañana, de camino al trabajo he vivido una situación digna de comentar. Voy a ello:

Como cada día, de lunes a viernes, disfruto del maravilloso transporte público de Barcelona (ironía, para quien no lo haya pillado). Durante la primera parte de mi trayecto en dirección al trabajo aprovecho para leer. Siempre voy con un libro en la mano. Y durante la última parte del trayecto cierro el libro y me dedico a relajarme, a pensar, y a escuchar (aunque no me apetezca) las conversaciones que se dan a mi alrededor. Y la conversación de hoy no ha tenido desperdicio.

Estaba situado en uno de esos múltiples recovecos de 4 asientos, dos de ellos de cara a los otros dos. A mi lado una chica, y frente a nosotros otra chica y un chico. Los tres eran amigos. Y los tres con atuendos de carácter medio heavy, medio grunge. Su charla trataba temas musicales de grupos de música heavy y semi-heavy. Entonces la chica de enfrente mío empieza a criticar a chicas que van a conciertos de ese tipo de música y con el bolso en una mano y el iPhone en la otra. Aquí empieza mi primera charla mental con el grupo de amiguetes. Mi primera frase es decirle a esta chica "...qué imbécil eres, porque seguro que tú eres la primera que critica (y con razón) a la gente que piensa que por tu vestimenta eres una delincuente; y sin embargo, eres la primera en poner verde a una chica de estilo pijo por el hecho de que le pueda gustar la música heavy..."

En una de las paradas, tras la ventana, vemos a una joven chica vistiendo uno de esos pantalones mofletudos que tanto me gustan. El comentario de la chica al respecto es "...!No sé cómo pueden llevar las tías esos pantalones! ¡Se les ve todo el orto!...". Y mi respuesta mental es "... pues los llevan porque algunas tienen unas piernas y un culo de escándalo, cosa que a ti te falta y no lo puedes lucir. Así que para ya de criticar al personal, que me estás empezando a dar asquito..."

Entonces me fijo en que ella lleva una sudadera con el símbolo de paz, y que curiosamente el chico de su lado lleva una pulsera hecha de proyectiles (balas) de gran tamaño. Este dato parece de poca importancia, pero deja de ser un hecho aislado cuando al bajarnos todos en la misma estación me fijo en que se dan un besito en plan novios. Vamos, que si la chica ya me había parecido una tonta de pies a cabeza, finalmente lo remata dejando ver que es una hipócrita de tres pares de huevos, porque ya me dirás qué pareja puede ser más hipócrita que una que luce por un lado el símbolo de la paz y por el otro lado el símbolo de la guerra.

Desde luego, viendo parejas así, uno se siente más a gusto estando soltero.

PS: lo peor de todo es que el novio y la amiga no hacían más que asentir a los comentarios de la chica imbécil. Vaya par de bobos
.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

2 comentarios:

  1. quien critica, envidia.

    ResponderEliminar
  2. Buena frase anónimo. :)
    Aunque por suerte a veces no es así.

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar