MENSAJES CON MENSAJE, by Patronio

By | 13:40 Leave a Comment
Este pasado sábado estuve en una curiosa cena (sobre la cual hablaré la semana que viene), donde hablando y hablando sobre varios temas, creo que dije la mayor verdad de toda la noche. Y dicha verdad fue confirmada casi con vítores y aplausos por el público femenino.

En cierto momento de la cena, más bien cuando ya estábamos con las copas y en el reloj marcaban las 01:00 aproximadamente, la chica que había a mi lado se debatía entre enviar o no un mensaje a un reciente ligue suyo. Ella dudaba si hacerlo o no, por la hora tardía en la que nos encontrábamos. Fue entonces cuando decidí darle el briconsejo de la noche. Le pregunté si ella tenía ganas de "temita". Yo ya sabía que sí, y ella me lo confirmó. Entonces le expliqué cuál es la lectura que hace un tío sobre un mensaje que recibe de una damisela un sábado por la noche y ya pasadas las 23:59 h. La lectura que hace el tío sobre ese mensaje es "... esta chica hoy tiene ganas de porrita...". Y esto es así en el 99% de los casos. Así que le dije a la chica que se dejase de hostias y le enviase el mensaje; y a disfrutar de la noche.

Pero ella me dijo que con las horas que eran ya, seguramente el tío la enviaría a la mierda. Este comentario fue perfecto para hacerle ver la gran verdad que se esconde tras este tipo de situación. La situación se puede ver desde la parte masculina y la parte femenina; y la explicación es la siguiente:

A los tíos no nos importa a qué hora se nos envíe uno de esos mensajes. Ya pueden ser las 01:00, las 02:14, las 03:47 o las 04:05... que nosotros siempre estaremos dispuestos a lavarnos la cara con agua fría para despejarnos, preparar el palo mayor y que vengan a embarcar.

Sin embargo, cuando la situación es al revés, la respuesta no es la misma. Si un tío envía uno de estos mensajes a altas horas de la noche de un sábado a una tía, el pensamiento innato y universal de ella, por muchas ganas de temita que tenga, es "...¿Pero qué mierda se piensa este tío? ¿Qué pasa? Que como no habrá pillado cacho en lo que va de noche... ¿me llama a mí para arreglar la jornada en plan "polvo de emergencia? ¡Anda, y que le den por el culo!..."

Cuando presenté esta teoría sobre la mesa, ellas empezaron a reír como locas para acabar diciéndome que tenía toda la razón del mundo. En fin, que cada vez tengo más claro que tíos y tías nos parecemos más de lo que nos pensamos. La diferencia existe en las respuestas y las reacciones de cada sexo.

Me despido con la esperanza de recibir este sábado uno de esos mensajes con mensaje :P



 
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

... Siéntete libre de comentar