PROTECCIÓN RELACIONES U.V.A., by Patronio

By | 23:34 Leave a Comment
Sí, ya sé que lo habréis oído y leído por doquier, pero no os hará daño una vez más: ¡ha llegado el verano!
Y con el verano el mundo single se estremece. Y ese estremecimiento puede ser provocado por tres únicas cosas. La primera de ellas, desde mi punto de vista heterosexual, es ese calentamiento de la sangre al ver a las chicas ligeritas (o ligerísimas) de ropa que hacen que intentes sacar de donde sea necesario el valor necesario para decirles la primera chorrada que te pase por la cabeza, rezar para que sea la adecuada y así poder tener un bonito e intenso rollito de verano; la segunda es exactamente igual que la primera, pero con la diferencia de que el resultado final es justamente el contrario: pasará todo el verano sin que te comas un rosco; y la tercera es la más peligrosa y la de más difícil decisión.
Esta tercera cosa es el mayor dilema al que se puede enfrentar un soltero en su vida. Todo single que se precie está deseando que llegue el veranito para salir al calorcito y ligar con todo lo que se mueva, con todo lo que respire, con todo lo que pese más que un pollo. Tirar los trastos sin ton ni son, y si hay suerte pillar cacho algún que otro día.
Pero... ¿qué ocurre si justo al principio de esta etapa anual y veraniega conoces a alguien con quién tal vez podrías tener ese "algo más"? Este es el GRAN dilema. Puedes arriesgarte a probar a sentar la cabeza con esa persona y perderte todo un verano de flirteo, y arriesgándote a que ese sacrificio sea en vano porque finalmente esa relación no llevará a ningún sitio. O bien puedes retrasar un veranito más ese asentamiento de cabeza para poder ir de flor en flor durante el mes de vacaciones, con riesgo a no comerte un rosco, e incluso a perder de vista a esa damisela con la que tal vez hubieras podido tener algo fantástico y duradero.
Llegados a este punto ya es decisión tuya el ponerte protección de relaciones U.V.A. para repeler cualquier intento de relación estable y pasar un verano complemente single. O bien arriesgarte a ir sin protección y pillar un cáncer de enamoramiento (que este tipo de cáncer a veces apetece mucho tenerlo, ¿verdad?).

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

... Siéntete libre de comentar