LA EMBAJADA GAY

By | 10:23 3 comments
Buenos días cuchis,

Hoy llego con una reflexión matutina con la que creo que muchos de vosotros os vais a sentir muy identificados.

Como bien sabéis, mi soltería sigue siendo mi estado vital y no tengo intención de cambiarlo (mucho menos en los próximos meses en los que el calor hará subir mi temperatura vital y corporal).  Así pues, he decidido que este verano voy a ser embajador. Y no digo que quiero se cónsul y tener un consulado porque ya me imagino todas vuestras bromas con lo del ‘consulador’ ( que os conozco, cuquis!)
Lo dicho, que yo quiero ser Embajador!

Embajador de asuntos exteriores y comité de bienvenida y festejos varios del mariconeo. Quiero ser un excelente Embajador de todos los guiris que llegan a la ciudad en modo plaga en los próximos días y semanas.


De hecho, los guiris en Barcelona no dejan de llegar en ningún momento del año pero en estos meses que se avecinan se multiplican las visitas, y por consiguiente, se nos acumula en trabajo. Por ello, llego con una misión de ayuda al prójimo y me declaro: Embajador y miembro honorífico del mariconeo turístico de Barcelona.

Os lo repito, os lo grito y os lo recito: "Hay que ser buenos anfitriones cuquis" que no me entere yo que un guiri se va de Barcelona con un mal recuerdo.


Hay que tratar la prójimo ( léase prójimo como al turista buenorro) como te gustaría que te trataran a ti fuera de tu ecosistema mariconil habitual.

Por ello, como buen embajador que soy os voy a poner algunos ejemplos de cómo hay que tratar al recién llegado:

Si veis a un sueco de 1’90, rubio y con una espalda más ancha que la pantalla del Imax perdido por las calles de la ciudad con el mapa en la mano… ¿Qué debemos hacer? Pues ayudarle a encontrar la dirección correcta, más rápida y más barata hacia nuestra casa, no? 

¿Qué pasa cuando os encontráis a unos guiris (guapos) que te preguntan dónde ir a comer algo rápido? Pues que les dices que rápido no sabes si será pero que en tu casa se hacen muy buenas comidas. Todos pa’ casa!

¿Qué pasa cuando vas paseando por la calle y te para un Belga guapo, alto y barbudo para preguntarte dónde está el museo Picasso o la Sagrada Familia? Pues que para visitar a un monumento de verdad ya me tiene a mí. Y sin pagar ticket, ni entrada ni nada. Venga pa' casa!

¿Qué les decimos a otros guapos guiris italianos que te preguntan dónde ir de fiesta? Pues que hay muchas opciones donde ir pero para fiesta molongui la que les monto yo en mi casa para celebrar su llegada a la ciudad. O sea que… italianos pa’ casa!

¿Qué pasa cuando otros guiris te paran y te preguntan dónde ir a hacer una copa? A ver.. ¿Quién prepara los mejores gintónics de la ciudad? Pues yo cuquis! YO! Así que todos pa casa!

¿Qué pasa cuando te preguntan por una parada de metro? Pues que le explicas todas las combinaciones, trasbordos y cambios para que cualquier destino final sea la parada de metro que está justo debajo de mi casa. Pa’ casa!

Pues lo dicho! Hay que ser unos buenos anfitriones. Dar acogidas y recibimientos que demuestres nuestra hopitalidad y cariño a italianos, americanos, holandeses, suecos, turcos, franceses, belgas y de cualquier país de esos que ni siquiera sabemos ubicar en el mapa.

En definitiva: LLEGÓ EL VERANO! Llegaron los guiris! Y yo les voy a dar la mejor recepción que se ha visto en todos los tiempos. Como decía la canción de la mítica Liza Minnelli: "willkommen bienvenue welcome" con la que despedimos este post!


Podéis imaginar el bailecito!









Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

3 comentarios:

  1. Lo del ecosistema mariconil es genial!! Jujijijijijiji

    ResponderEliminar
  2. Si alguna característica ha de describir a los gays es sin duda la generosidad con el prójimo.... Somos grandes embajadores, somos muy de dar y somos muy de recibir, muy de dar la bienvenida al desconocido para que siempre se sienta querido, deseado y nunca sólo. Por ello solicito para todo el colectivo el premio Nobel de La Paz.

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar