EL PLANTONES

By | 9:00 3 comments
Un martes más llega una nueva y trepidante historia de las mías al blog. Hoy, conoceremos a EL PLANTONES; una nueva cita, un nuevo post, unas nuevas risas. 

Os presento a EL PLANTONES un cuarentón, divorciado con hijos que se incorporó a mis candidatos por una app y que, al parecer por sus conversaciones parecía que: no quería perder el tiempo, buscaba a alguien similar y no quería rollos.

Así pues después de varias conversaciones y acciones para asegurar que no era un #fake me decidí a quedar con él. 

Primer intento: quedamos un domingo por la tarde. Dos horas antess de quedar recibo un whatsapp diciendo que se le ha complicado el día y que porqué no lo dejábamos al viernes. Primer intento fallido.

Segundo intento: el viernes por la tarde,  me planeo una tarde de peluquería (que me tocaba) para poder acudir a la cita. Cita que fue cancelada porque tenía que trabajar.

Si os imagináis que aquí acabó todo... NO! El hombre y la singlelist son el único animal que tropieza tres veces con la misma piedra y hasta se encariña de ella. Podéis llamarme imbécil!

Seguimos...

Tercer intento: quedamos un lunes después de trabajar y adivinad que? me mandó un mensaje diciendo que tenía para largo en el despacho de su abogado y... murió! Bueno, no literalmente, creo que fue verdad que tenía para largo porque no salió del despacho de su abogado hasta dos semanas después. Estando de vacaciones recibí un mensaje que resurrección en el que EL PLANTONES me pedía disculpas por no avisarme de su muerte y tratarme tan mal. 

Así pues, como creía que merecía una explicación me decidí a quedar con él por CUARTA VEZ, la definitiva y en la que, por fin, nos vimos. Fuimos a tomar un café y el interés por su parte parecía real, por la mía estaba reacia después de todo pero tenía total interés por saber qué había pasado, entender algo del sexo opuesto y poder saber cómo terminaba la historia que resumo en este post. 

Después de una milonga de tamaños descomunales, nos despedimos y él me pidió si quería que nos viéramos para cenar y yo acepté la propuesta. Después, recibí el mensaje post cita de: "me ha encantado conocerte" y varios más del estilo hasta que ha llegado lo que voy a denominar: EL MENSAJÍN mitad mensaje, mitad comodín. 

Ahí va, seguro que todas habéis recibido uno: "me ha encantado conocerte pero no sé si puedo darte lo que buscas, solo puedo darte buenos momentos" WHAT THE FUCK!?

Vamos a aclarar algunas cosas:

1. no me quiero casar con nadie después de una cita. 
2. ni tan siquiera se si quiero nada con esta persona.
3. creo que voy a tener que hacer un organigrama sobre cómo funciona una cita porque hay mucho varón que no lo tiene claro.

Así que ya conocéis a EL PLANTONES y solo espero que no os crucéis con él.





Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

3 comentarios:

  1. Lo que tú llamas "el comodín" yo lo llamo dejar las cosas cristalinas. Traducción de su mensaje: NO TE ENCARIÑES QUE SÓLO TE QUIERO PARA FOLLAR. Más claro, vodka, querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Griselda. Entiendo que una cosa es dejar las cosas claras y otra cosa es poner una barrera cuando nadie ha preguntado nada... Es decir, deja que pase y luego vemos solo hemos tomado un café...

      Eliminar
  2. jajajajajaja, que bueno!!!, y que buen momento me acabas de regalar con este post. Eres única

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar