¿CÓMO HAS PODIDO PENSAR QUE SALDRÍA CONTIGO?

By | 0:09 4 comments
Este post, como las pelis de Antena3 de domingo al mediodía, está basado en hechos reales.

Desde hace algunos años, de uvas a peras quedaba con un chico que esperaba mi interés por ser imprevisible, desconcertante, guapo y al mismo tiempo tenía algo que me atraía muchísimo. No sabía que era, tan sólo sabía que despertaba en mi una mezcla entre rabia, pasión, interés y me hacía gracia. Hasta ayer. 

Quedamos hace algunos años un par o tres de veces y desapareció como por arte de magia. Y, como viene siendo normal, por el mismo arte de magia volvió a aparecer pidiéndome quedar y así lo hicimos un par o tres de veces hace poco. Aunque siempre lo hacíamos con nocturnidad y alevosía porque, no sabía qué más se podía esperar de él. Como os he dicho era una persona desconcertante, podía pasar de decirte que lo hacías todo mal a que eras preciosa en décimas de segundo. 

Y sí , después de contaros esto, todos veis muy claro que le tenía que haber mandado a paseo. 

Pero quizá el hecho de que me hiciera sentir, cosa que últimamente no consigue mucho hombre en mí, fuera suficiente para continuar con él y escribirle un mensaje invitándole a cenar para verle y ampliar un poco las actividades que hacíamos juntos porque con anterioridad me había comentado que no hacía nada por él y que siempre era todo cómo yo quería. Mensaje que respondió a los pocos segundos con un sí, si me invitas...  (En ese momento no sabía que "BYE" era la respuesta que tenía que haber dado). 

Como siempre iba a su casa y él me dijo que no tenía mucho dinero, cedí y le dije que claro, que le invitaba y me fui a por él.

Durante la cena el chico presumió de educación, mientras hablaba por el teléfono con una chica que le había llamado y whatsapeado posteriormente, su grupo de amigos moteros y una chiquita de había conocido en adoptauntio. Así hasta el punto en el que, soltó: "tú y yo no nos volveremos a acostar nunca!".  Mi cara de asombro no pudo ser más expresiva. A lo cuál él contestó: "No sé, qué esperabas, ¿cómo has podido pensar que yo saldría contigo? Llevo 10 años soltero."

... Y tenía razón: no sé en que punto pude pensar algo así. Tampoco en qué punto compartí cama, copas y lo que fuera con alguien que me tenía enganchada a un sentimiento que ahora sé que no es bueno, no aporta y no facilita nada. Y alguien que es capaz de ir a cenar contigo, hacer que le invites y decirte no sólo que no os acostaréis jamás, sino que, le presentes a tu amiga. 

¿Cómo os quedáis?

Y, llegados a este punto, sólo puedo mantener la esperanza de que algún dia puede que llegue algo bueno, fácil y que me haga sentir cosas buenas. Aunque, no es fácil, porque llevo un cartel de capullos venid a mi o debe aparecer mi cara en algún site de "solteras imbéciles" y yo aún no me enterado, si alguien lo ve que me avise, por fa.





Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

4 comentarios:

  1. el karma tarde o temprano hace su trabajo! todo llega...

    ResponderEliminar
  2. A mis 47 veranos, he visto de todo y he aguantado de todo. No he sido una santa, tampoco. Pero está clarito que, el que quiere peces, moja el culo (perdón por la expresión) y nadie aparece y desaparece por arte de magia. Sólo el que te utiliza porque sabe que puede utilizarte. Tenemos que aprendernos a querernos más y soportar menos tonterías. Y volvemos porque alguien nos presta atención y engancha el misterio. Y un día te darás cuenta, gracias a alguien "normal", que te respete y se vuelva loco por tí, de que hay que aprender a decir "No, gracias, no me convienes". Suerte. Aparecerá. No dejes que un chupoptero te quite las ganas.

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar