LLEVAR O NO LLEVAR GAFAS

By | 17:56 Leave a Comment
Los tiempos están cambiando ya sea por cuestión de moda, de practicidad o de, simplemente, buen gusto. Hoy en día, llevar gafas ya no es sinónimo de ser una loser o pertenecer al club de ciencias. Llevar gafas es, a día de hoy, ser cool, estar a la moda o inclusive, resultar más sexy al sexo opuesto.

No sé si muchos sabéis que soy miope. Vamos, que no veo un pijo de lejos. Por lo cual, debo llevar gafas de ver y me encanta llevarlas. Y no sólo eso, una de mis aficiones es ir a ópticas y ver los nuevos modelos de monturas que sacan los distintos diseñadores. Adoro probarme modelos, diseños, colores y ver cómo mi fisonomía cambia con la elección de unas u otras.

Y no sólo eso, reconozco que mi colección de gafas crece año tras año, incluso acumulo algunos modelos sin graduar para poder tener más. Así soy yo.

Bien. Durante mi larga e interminable vida de soltera he podido observar que con unas buenas gafas, se liga más. En mis perfiles sociales he visto como tienen mayor aceptación aquellas fotos en las que salgo con gafas que las que no las llevo.  Por supuesto esto no es un hecho empírico pero me da a mí que algo de verdad tiene.

Creo que los chicos suelen sentirse atraídos por las chicas con gafas, no sé si es por ese  maldito cliché de secretaria sexy o quizá por la imagen más intelectual, sofisticada y seductora que se desprende de llevar una montura adecuada a nuestra fisonomía. Pero, sin duda, algo pasa en su mente cuando ven a una chica con o sin gafas y muchos las prefieren cuando las llevan. 

A todo esto, si hay algún hombre leyendo este artículo puede dar su punto de vista y será bien recibido.

Volviendo al tema que nos ocupaba. Si bien es cierto que, hay muchas chicas (y algunos chicos) que no han sabido elegir bien este complemento.  Un grave error porque una mala elección de gafas te afea y puede ser el antimorbo del personal. Todos tenemos a un conocido que ha decidido afearse con sus gafas, ¿o no? Muchas veces me pregunto porqué han decidido afearse en lugar de optar por comprar, por ejemplo, unas lentillas baratas online. No sabemos.

Para finalizar el artículo, me encantaría poder ofreceros unos consejos sobre qué gafas le quedan bien a cada cara, pero tras leer algunos post creo que lo mejor es ser uno mismo quién lo experimente en su rostro y lo valore, porque para gustos los colores y puede que la teoría diga una cosa pero tu tez diga otra.



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

... Siéntete libre de comentar