CASA ANAMARIA, EL LUGAR DEL AMOR

By | 17:31 Leave a Comment
¿Imaginas el lugar perfecto para ir de escapada de amor? Pues nosotras lo hemos descubierto y lo tenemos ya en mente para cuando aparezca nuestra mitad quizá en el 2.020 (estamos seguras que seguirá abierto hasta entonces).

Retened en vuestras mentes este nombre: Casa AnaMaria porque lo amaréis por encima de cualquier hotel que se os presente.

Este hotel escondido entre bosques y prados, es un elegante palacete convertido en un exclusivo hotel con encanto en el que refugiarse y disfrutar de los amaneceres, del amor, de la tranquilidad y del no hacer nada.

En la vida que nos ha tocado vivir y como buenas treintañeras urbanitas que somos, nos ocupamos de tener algo que hacer durante unos 10 horas de nuestro tiempo libre: conciertos, comidas, cenas, vermuts y todo lo que podamos hacer. ¿Por qué? porque somos 'solteras' y tenemos muuuucho tiempo libre.

De vez en cuando, merece la pena escaparse con una posible pareja, amigas o con quién os de la gana a lugares especiales dónde se disfruta del tiempo y de no hacer absolutamente NADA más que relajarse.

Si os apetece uno de esos momentos, pensad en Casa AnaMaria como el sitio perfecto para ello.

El hotel es precioso y muy acogedor. Dispone de un total de 25 espaciosas habitaciones distribuidas en dos alojamientos diferentes: el Hotel y La Masia de Casa Anamaria. Cada una de sus habitaciones es distinta ofreciendo una esencia distinta a los huéspedes.

Keep the secret: Sabemos que hay una suite con una bañera estilo victoriano que es 'lo más'.

El hotel dispone de piscina al aire libre, Spa privado, pista de tenis, y un magnífico restaurante gastronómico de cocina creativa cuyos precios son bastante asequibles. El hotel está situado en un entorno natural privilegiado, cerca de Banyoles, de la ciudad de Girona y de las mejores playas de la Costa Brava.

Además, su personal es amabilidad pura y se desviven por hacer que tu experiencia en el hotel sea inolvidable. Te hacen sentir en casa y te ayudan con todo lo que necesites. Y algo que muchas veces se olvida, se adelantan a tus deseos y tienen mucho cuidado de los pequeños detalles como ver que hace un buen día y proponerte desayunar en la terraza. ¡Muy bien por ellos!

Lo único "malo" que os puedo decir es que no había plancha de pelo en la habitación que oye, en mi caso es un detalle que agradezco pero que, sinceramente, me lleve de casa.

¿Te animas a una escapada a Casa Anamaria?  Me atrevo a decir que después de estas fotos no tendrás duda de la respuesta: SÍ.











Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

... Siéntete libre de comentar