Anteriormente en The Singlelist

La mujer francesa se ha convertido en un icono envidiado en el mundo entero por su belleza natural y su clase inimitable. Detrás de esta imagen,hay una auténtica estrategia antienvejecimiento responsable que se basa más en la duración que en el milagro instantáneo.

Hay un tratamiento que ha revolucionado el mercado estético porque consigue resultados visibles desde la primera sesión. Amigas solteras treintañeras, ya tardábamos es descubrir el LPG.

Un tratamiento para rostro y cuerpo con efectos (casi) milagrosos.

LPG ayuda tanto a acelerar la producción de sustancias rejuvenecedoras (colágeno, elastina, ácido hialurónico, etc.) para conseguir una piel más firme como a activar el proceso de eliminación de células grasas para estilizar la silueta, estimular los intercambios líquidos para una acción detox profunda. Un completo tratamiento corporal y facial que nos hará sentir mejor con nosotras mismas.

Entre los milagros de LPG:

* Rellenar arrugas
* Quitar papadas
* Reafirmar la piel
* ...

Yo llevo dos días de tratamiento LPG facial en uno de mis centros de belleza y spa favoritos: Le Patio (del que os hablé aquí) y en ambas sesiones los resultados han sido notables.

Realmente, en el tratamiento no notas más que unos  gustosos "besitos" en el rostro y como una aspiración flojita. Al terminar es cuando se obra el milagro: tu piel ha mutado.

Después de dos sesiones, se puede apreciar claramente como mi piel está más tersa, algunas arrugas han desaparecido. Mi piel luce más luminosa y hasta parece de otro tono!

Probad una sesión y dejaos convencer por vosotras mismas.

LE PATIO
Carrer del Comte d'Urgell, 107





Normalmente nos guiamos por lo trendy, os recomendamos los locales de moda de la ciudad en cada momento, los sitios nuevos, los escondidos...

Hoy, queremos hacer una excepción y recomendar un lugar tradicional. Un local de comida casera, a la brasa y de los que gustan a los que son de comer cantidades. 

Dicen que en la variedad está el gusto. Nosotros somos versátiles y nos gusta comer bien, así que os recomendamos: Casa Pamplinas.

Como os hemos dicho al inicio, no engañaremos a nadie, no es el lugar 'cuqui', de diseño que solemos poner en el blog, es algo distinto. Casa Pamplinas es una casa de la cocina tradicional catalana en medio del Eixample barcelonés. 

En su interior, reina una decoración típica de las masias catalanas: mesas y sillas de madera. Aunque 
el local guarda un secreto en lo que fue una terraza. Un espacio blanco que combina ráfia y maderas. 

Aunque lo importante del local, como bien os decía, no es su decoración sino su deliciosa comida. 

Su cocina es sencilla: verduras a la brasa y platos típicos "de costellada" como pollos, cordero... combinados con opciones más contemporáneas como es su mega-recomendable hamburguesa trufada. 

Un local perfecto para comidas de grupos. Es más, uno de sus salones se puede cerrar para grupos y estar en un espacio sólo para vosotros. ¿Qué os parece?

Casa Pamplinas es vuestra casa de comidas. Como las de antes, hoy.

CASA PAMPLINAS
Carrer de Londres, 84
934 108 390








Hace algunos meses abría en pleno de centro de Barcelona un pequeño y bonito salón de estética que se ha colado en mi TOP 5 de locales favoritos para disfrutar de una maní-pedi increíble en Barcelona.

El local tiene un toque étnico y está decorado con gusto. La zona de pedicuras al fondo y la de manicura al entrar. Es importante destacar que la zona de pedicura es cómoda (hecho que no siempre sucede). 

Sus trabajadoras son simpáticas y hacen unos esmaltados súper duraderos. He ido un par de veces a hacerme la manicura y pedicura de esmaltado normal y me ha durado más de una semana. Lo cual es un plus para volver a este bonito centro.

Además, en su interior cuenta con un bonito patio por si queremos organizar alguna Beauty Party. 

Los precios están dentro de mercado aunque siempre tienen alguna oferta para sus tratamientos.

Si estáis buscando un buen salón para vuestra próxima manicura, os lo recomiendo.

OASIS URBANO
Corcega 234
690042205




Este no es un post infantil, es un post dedicado a mi último amor.

Mi último amor me quería (o eso decía) pero tenía un complejo, el de tener su 'chorra la exploradora'.

¿En qué consiste este complejo?

Pues bien, hay tíos en el mundo que necesitan que su chorra ( también conocida como picha, pene...) haga turismo. Por eso, cuando tienen una relación (y cuando no la tienen) no pueden guardar su elemento base para una sola mujer y tienen que mostrarla al mundo, hacer turismo con ella.

No pueden guardar su pene en sus calzoncillos, tienen que demostrarle al mundo que no hay chorra como la suya. Y no me refiero a colgar sus fotos en Instagram marcando paquete sino hacerla funcionar en otras para demostrarle que "su picha lo vale".

Van escribiendo a chicas para recordarles lo bien que funciona chorra.

Es una lástima que el ser fiel ya sea algo milagroso. Una especie en extinción que yo aún no he conocido ni por asomo.

¿Alguien conoce a más? Es vuestro momento....




Lo reconozco. 

No puedo parar de comprar en una de mis webs favoritas de moda: Zaful. Ya os he hablado otras veces de ella porque es ma-ra-vi-llo-sa.

En la web podéis encontrar miles de prendas de ropa y complementos a precios súper low cost. Incluso prendas que a día de hoy encontráis en webs de marcas súper conocidas estan en Zaful a precios inferiores. 

Algunas de mis prendas favoritas son los bikinis y bañadores porque por máximo 20€ te salvan la temporada. Las calidades de los mismos son buenas en relación al precio que tienen, es decir, no te van a salvar 5 temporadas, pero para tener el bikini de moda te vale.

En mi última compra, también he adquirido dos vestidos ideales y que quedan súper bien. 

Eso sí, es importante que os diga que tallan súper pequeño y en muchos casos la L de la web equivale a una M española. Hay que fijarse mucho en las correspondecias de tallas al hacer la compra. 

Si os animáis a hacer una compra en la web os dejo este código de descuento con el que podéis ahorraros algún dinerito.


Código descuento ZAFUL: ZFEN


¡Vámonos de e-compras!








Vuelvo a las andadas con los post íntimos, personales y de los que creo, más os gustaban.

Bien. Desde hace algunos meses me doy cuenta de que uno de los problemas o dificultades con las que me encuentro en el momento de buscar pareja es la confianza en los demás. Lo reconozco, no confío en el sexo masculino (y en alguna gente del femenino, tampoco).

En esta vida single en la que me ha tocado vivir, he pasado por muchos momentos. El primero de ellos, ser amante. Por lo tanto he vivido la pasión que se siente siendo "la otra", el riesgo, el querer desmesuradamente pero durante un momento preciso. Y al final, siempre tira más la seguridad de la pareja que tú. Por muy enamorados que digan que están. 

Como amante y amiga de otras amantes, te das cuenta de la cantidad de gente que no es fiel. Y aplicaciones como Ashley Madisson o Tinder ayudan a que esto suceda. Tienes dudas de tu pareja, búscate a otra.

Siempre había pensado que es mejor ser amante porque tú aceptas el papel que no ser la mujer. De todos modos, me doy cuenta que, a día de hoy, hay muchas mujeres que, como he dicho antes, aceptan la infidelidad porque es mejor pasar los fines de semana con tu pareja en la cama que estar sola y enfrentarte al mundo. 

También, he vivido historias, historias de chicos que tienen listas inmensas de chicas y en las que sólo he sido un número, la candidata al corazón que siempre acaba siendo rechazada por otra que tiene algo mejor que ofrecer.

También he pasado por enamoramientos, cortos pero intensos, en los que al final: zas! desaparecen tal y como han venido... Meses después, el susodicho tiene una relación. Posiblemente, las dos estábamos luchando por el mismo tronista.

He vivido tanto, he dado tanto, he querido tanto y he tenido tantas ganas de querer que ya no tengo fuerzas para confiar ni en mí, ni en nadie. 

Por qué voy a confiar en un hombre cuando en el mundo en el que vivimos tenemos todas las facilidades para tener lo que queremos, cuando lo queremos. En el mundo en el que vivimos el compromiso asusta. El amor para siempre es sólo la ilusión que vemos en las películas, porque en la vida real dudo que exista ese amor en el que siempre he creído. 

He escuchado miles de historias de amigas, conocidas y en todas ellas abundan los casos de:

* infidelidad
* miedo al compromiso
* no enamoramiento
* diferencias irreconciliables

Hoy, además, he visto una aplicación que cifra los mensajes que no quieres que otros vean. Ya ni mirar el móvil es garantía de nada. 

En fin, me asusta ver cómo acabará esto y me veo asimilando el poliamor como forma normal de querer. 

See u amigas