DEFÍNETE

By | 23:30 Leave a Comment
Si buscas en la RAE el término NOVIO encontramos las siguientes acepciones:

1. m. y f. Persona que acaba de casarse.

2. m. y f. Persona que mantiene relaciones amorosas con fines matrimoniales.

3. m. y f. Persona que mantiene una relación amorosa con otra sin intención de casarse y sin convivir con ella.

y algunas excepciones más.

Si buscamos AMOR: 
(Del lat. amor, -ōris).

1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.

4. m. Tendencia a la unión sexual.

5. m. Blandura, suavidad. Cuidar el jardín con amor

Pero ¿en qué momento esta unión de palabras tomó una clasificación de miedo, terror y un concepto de posesión, atadura y que hace que hoy en día nadie quiera ser etiquetado con estas palabras salidas del mismísimo diablo?

¿Por qué después de estar un tiempo con alguien nos aterra llamarle NOVIO? ¿Por qué los hombres huyen despavoridos al ser etiquetados como tal? ¿Cuándo el amor dejo de ser bonito para convertirse en tabú? Es más, ¿porqué el amor se ha cambiado por sexo? 

Una vez leí que Desde que el sexo se hizo más fácil de conseguir, el amor se hizo más difícil de encontrar y considero que es lo más cierto y un punto en el que nos encontramos ahora.

Tener sexo es fácil, tener amor es lo difícil. Entonces... ¿por qué renunciamos a él cuando lo tenemos delante?

Esta es mi reflexión de hoy y así os la he contado


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

... Siéntete libre de comentar