LIGAR EN EL GIMNASIO

By | 19:14 1 comment
Volvemos con un post de los que harán historia. ¿es posible ligar en el gimnasio?

Poneos en situación, tú estás corriendo en la cinta (bueno, en mi caso andando rápido y en subida) con tus leggins de Oysho y tus auriculares auriculares bluetooth deporte de Panasonic. De golpe, aparece el chico que te gusta, al que ves cada semana y te gusta más y más, y tú allí en tu mejor, o peor momento:

En primer lugar, dejemos claro que hay dos clases de solteros en un gimnasio.

* Los que ya han llegado a su objetivo de peso y 'fortaleza' y están allí de mantenimiento y contemplación del personal de sala.

* Los que estamos allí porque tenemos a Michelín patrocinando nuestra sesión y queremos llegar a hacer deporte por nosotros solos.

Bien, dicho esto, yo que soy de las segundas (como sabéis). Hasta el momento, siempre había pensado en que era imposible ligar en mallas, con una camiseta más que sudada, unos pelos de loca y una cara roja como tomatito. O lo que es lo mismo, en las peores condiciones que una tiene en su vida. 

Pero todo puede suceder y así pasó. 

Después de 30 minutos de cinta, yo iba con mis nuevos auriculares bluetooth y la típica lista de música motivadora de spotify para hacer deporte a toda leche y me dirigía para la fuente a rellenar mi botella de agua. De golpe, alguien tocó mi hombro. ¡Era él! que me hacía gestos para que me quitara los auriculares o bajara la música (una de dos). 

Una vez me los quité, con su masculina voz me preguntó: "¿y ahora qué toca?". No podía creerme que eso me lo estuviera  preguntando a mí, así, allí. Le respondí que iba a una clase de zumba que empezaba en 10' y me dijo: "¿quieres que tomemos algo después?" - Tardé medio segundo en decirle que sí ya que no podía estar más feliz.

Cuando salí de allí post ducha mi imagen era bastante mejor. 

Mario ( así se llamaba) y yo nos fuimos al bar de la esquina del gimnasio a tomar unas cañas y hablamos sobre nuestras aficiones, empleos y vidas. Y una cita llevó a otra, hasta que meses después Mario hizo un ghosting y desapareció del gimnasio y de mi vida. 

Aún me pregunto qué habrá pasado... 

De todos modos, toda esta situación me ha ayudado a creer en lo que dice mi amiga: " tia Mire, a los chicos les gustan con curvas" y lo que en su día dijo nuestro amado Patronio " a nosotros nos gustan más al natural como los yogures". 


Ligar en el gimnasio
(c) Scott Webb

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

1 comentario:

  1. Si queréis conocer gente o ligar a través del ejercicio, os invitamos a conocer nuestra app, donde podrán descubrir entrenamientos al aire libre en toda la ciudad y apuntarse a ellos ;)

    https://goo.gl/VzUc2D

    ResponderEliminar

... Siéntete libre de comentar